martes, septiembre 19

MTG: Vida después del invierno nucelar - Fires of Yavimaya

Nos situamos en el año 2000. Yo afronto el último curso de Bachillerato. Mis amigos se pegan en los recreos con cartas como Skizzik, Jade Leech o Recoil, frescas de la última colección de Magic, Invasión. En el Pro Tour de Chicago de ese año, salta a la palestra el macito que vamos a comentar. Ya más tarde, creo que sería el año 2001, lo veo en marcha en la tienda friki habitual: se trata del Fires of Yavimaya.

Aquí tenéis un extenso análisis del mazo, aunque en inglés. No es la primera baraja en emerger de la debacle del Invierno del Combo, puesto que primero está el ciclo de Máscaras y sus Rebeldes. Algunas Counter-Rebel aún se arrastran hasta el año 2001 o por ahí. Pero quizá, es la primera baraja en causar pavor tras Tolarianas, High Tide, Donate, Yawgmoth's Bargain, Jar...

La base del mazo son los aceleradores verdes de toda la vida, que ahí aún andaban presentes: Elfos de Llanowar y Aves del Paraíso. Se trata de jugar bichotronchos lo más rápido posible para crear amenazas que nos den la partida rápidamente. Con un encantamiento de lo más inocente que es la base de todo: un 1RG que da Prisa a todos nuestros bichos y se sacrifica para dar un +2/+2. Habilidad anecdótica, pero bah.

Nada menos que una mini-Concordant Crossroads, que en su tiempo también debió jugarse hasta la saciedad (o al menos ése es el concepto que tengo de leer alguna revista vieja y tal). Dar Prisa a nuestros bichos es un efecto poderoso, pero sólo si lo conseguimos exprimir al máximo. Con bicharracos como el Blastodermo (un Juzam que sale con prisa gracias a los Fuegos y que se va con el tiempo, tiempo suficiente para aplastar al oponente) o el maravilloso Kavu lengua de fuego, todo un jugador de equipo.





















Con todo, era también habitual ganar con el abusivo combo de Fuegos + Estallido de Saprolines, un encantamiento que cuando lo abrí me pareció un "pa sellado", pero que gracias al efecto benéfico del otro encantamiento permitía pegar con 3 bichos 4/4 en turno 4 o así, toda una bestialidad. El chiringuito te lo deshacía cualquier Disenchant, pero la idea era que para entonces el oponente estuviese cadáver.





















Imaginaos salidas como T1 acelerador, T2 Fuegos, T3 Blastodermo con prisa, T4 otro Blastodermo con prisa (15 daños si no hay bloqueo)...

Y es que lo de los contadores de fading, una especie de "Eco 2.0" (no se exprimieron mucho el coco), era un pasaporte a todo tipo de abusos. Claro que quien a hierro mata a hierro muere: la Ola de Paralaje era una herramienta muy poderosa en manos de los mazos de control. Otro que tal baila es el Alambre enmarañado, ya haciendo de las suyas desde el Estándar de Máscaras.






















A lo mejor exagero con el potencial del mazo porque no sé si llegó a ganar algo, pero espectacular era un rato. Además, resulta gracioso el hecho de encontrar un combo de encantamientos en un mazo de beatdown (de partirte la cara, vamos), pero parece ser que los ecos de la Saga de Urza aún no se iban...

martes, agosto 15

Chalodillo (TM)'s Las Lindas: El fanservice rompe el saco

Yo sé que en España nuestro nivel de inglés da pena, menos yo, que como soy un tío putamente raro empecé a aprenderlo a los 6 años cuando aún no era obligatorio, y con gusto pude adquirir un nivel suficiente para leer esto:

http://badwebcomicswiki.shoutwiki.com/wiki/Las_Lindas

Mejor no pregunto a los fieles del blog, porque no hay ninguno. Pero vosotros veréis más abajo, si tenéis ganas, que hay una entrada sobre Las Lindas alabándolo profusamente. Veréis, en aquellas épocas estudiaba mi engorrosa carrera, y cualquier cosa que sonase a novedad era celebrada a tope. Yo tenía muchas esperanzas puestas en este webcomic, esperanzas que no han cristalizado, porque casi todo alrededor de Las Lindas ha fracasado (incluyendo sus spin-offs de pago), y me pregunto por qué diablos se sigue actualizando cuando está claro que no va a ninguna parte.


Tetas, tetas, y de repente... ¡seriedad!

Ya os digo que yo desconocía ampliamente el mundillo de los webcomics cuando descubrí este. Porque si no, hubiese ido más precavido. En fin, la cosa es que, como bien se dice en "Bad Webcomics Wiki", ha habido un montón, pero un MONTÓN de webcomics que nunca han llegado a nada. La mayoría de temática "furry", mira tú por dónde.

El fanservice no ha ayudado en absoluto a propulsar a Las Lindas y otros. En el caso de Las Lindas, es peor, porque nuestro amigo Chalo tenía algunas ideas y una ambientación creada para contar sus historias. Todo se perdió, porque tiran más dos tetas que dos carretas. Si bien, el cheque que extendieron esas tetas ya se ha gastado. Ojalá este hombre y sus compinches hubiesen decidido contarnos esas historias, que por haber salido de una mente joven sin duda tienen más valor que las de nosotros, hastiados adultos. Ahora nos salen con que a Taffy le pegaba su madre. Claro, claro.

La cuestión es que después de seguirlo con fervor religioso durante un tiempo, no quise saber más de ello, y ahora veo que el tiempo que pasé lejos del comic no se ha invertido en algo constructivo.

MTG, 20 años después

Vale, vamos a saltarnos las presentaciones, porque si estás leyendo una entrada sobre Magic El Encuentro, está claro que sabes a lo que vienes.

Maro ya dibujó las tres grandes fases de la historia de Magic, que creo que iban así: La "edad de oro" fue desde Alpha hasta Alianzas. La "edad de plata" (donde yo jugué, a eso vamos en unos momentos) fue desde Espejismo hasta Profecía (una mierda de colección, nunca me canso de repetirlo). Y la "edad de bronce" comienza con Invasión, que da paso al juego moderno... aunque hay quien habla de una "edad de hierro" a partir de Rávnica.

Como digo, yo viví de pleno la edad de plata de marras. A finales del 97 mi hermano empezó a comprar algún sobre y mazo que otro de Quinta Edición. Ya nos animamos más con la salida de Fortaleza (1998 fue un año putamente increíble, repleto de amistad, retos, diversión y éxitos), y en breve nos unimos a la comunidad local donde pasar las tardes en un bar echando partidas, cambiar en una calle peatonal, y disfrutar del juego.

lunes, mayo 22