jueves, febrero 8

Mis discos, Capítulo 1


Prefacio:


Allá por 1996, tenía unos amigos con los que jugaba en la calle. Uno de esos amigos, Fran (un saludo para ti si el destino te lleva a leer esto), era el experto musical, en concreto en rock and roll. Recuerdo cómo él renegaba de la música electrónica, "eso no es música de verdad". La banda favorita del momento era The Offspring, que hace poco había publicado el inmenso éxito de "Smash". A mi mejor amigo (otra persona que no era Fran) le flipaba la de "to became to run" ("All I want").

También eran inmensamente populares Def con Dos (madre mía, qué duro me pegó con esa banda) y Rage Against the Machine, aunque obviamente, no nos coscábamos de las letras de Zack de la Rocha. Recuerdo el día en que la madre de Fran, por petición suya, se trajo el "Evil Empire" del centro comercial, vivir para ver.

Yo hacía cosas similares, siendo un criuco sin mucha idea. Así, en una escapada a Pryca (que aún no era Carrefour), me traje el "Ixnay on the Hombre" (¡sin haberlo escuchado!, un clásico de aquellos tiempos), que se convirtió en mi primer disco. El disco era inferior a "Smash", pero pegaba bastante. Guardo un buen recuerdo de escucharlo el mismo día que jugaba a Heroes of Might and Magic 2, en  el invierno de 1997.

Compras (1997-2000):

1997 - 1. The Offspring - Ixnay on the Hombre* :enlace
1998 - 2. The Offspring - Americana :enlace
1999 - 3. Rage Against the Machine - The Battle of Los Angeles :enlace
2000 - 4. Bad Religion - The gray race :enlace
2000 - 5. Hiperkorë - Menage atroz :enlace
2000 - 6. Epitaph Records - Punk'o'rama vol 5 :enlace

Aquí sólo listaré los discos que aún conservo, también eran populares en aquellos tiempos las cintas de cassette.

El "Ixnay" ya no lo conservo, lo presté y lo perdí, pero como fue mi primer disco no puedo más que mencionarlo.

En el año 2000 había una tienda de vicio llamada "Araña digital" donde podías alquilar CDs, ¿qué mejor manera de grabárselos que esa? El primer botín que me traje fue de unos 3 ó 4 discos que me llamaban la atención, algunos los compré después y otros se quedaron en cinta.

Por supuesto, no hubo nada parecido a una grabadora de CD hasta el año 2002. También tuve algún disco que me grababa algún amigo. Si no conocéis los cassettes, no sabéis las tremendas limitaciones que tenían; pero también es un formato romántico y en aquellos tiempos no pensábamos en esas cosas.

A esos amigos del 96 les perdí la pista al año siguiente, más o menos. Pero para Bachillerato me pusieron en el pupitre junto a un amante extremo del hardcore y el punk rock, así que lo que veremos más adelante y me movía en aquellos años es música ruda y rebelde.

No hay comentarios: