jueves, febrero 10

Ranking final Amagami SS

Hoy vengo con ganas de escribir. Pues lo que os tengo preparado en primer lugar es un ránking personal de las heroínas de Amagami. Serie que recomiendo sólo para "desempleados" (NEETs, gente sin pareja...) ya que es mucho mejor vivir cualquier romance real que ver uno mediocre en 4 capítulos.

Bueno, pues allá vamos. En orden inverso, como debe ser; siempre es mejor dejar lo mejor para el final, ¿no?

#6 - Kaoru Tanamachi

Kaoru es la heroína más insulsa de todas. Es sexy, pero ya. Y todos sabemos lo que pasa con las que son "sexys-pero-ya", ¿no?. Te las intentas liar y a otra cosa. Si no lo consigues da igual, si lo consigues da igual.

Amiga de la infancia del prota, que un buen día descubre que está enamorada de él de forma totalmente artificial, y que tiene un final bastante vergonzante. No nos engañes Kaoru, ni siquiera el hecho aplastante de que tomes el 140% de la iniciativa y la buena escena romántica en invierno y en la torre del puerto (oh!) nos bastan para sacarte del farolillo rojo. Hace falta mucho más colacao que eso para electrizar nuestros sistemas límbicos.

#5 - Sae Nakata

Me dan ganas de declarar un doble empate entre Sae y su directa competidora Rihoko. El arco de Rihocchi fue atroz sin ninguna duda y el más aburrido de lejos, debo aclarar que me dan igual los clubes en los que uno se dedica a comer bollos y a calentarse con la estufa, mucho de eso hubo.

Sin embargo, Sae es aún más simple si cabe que R, aunque en un registro de timidez en lugar de torpeza. Timidez extrema, eso sí. Su único punto valorable (también para Junichi) es su talla de sujetador y lo que cambia cuando se pone un traje medio Sado-medio Gótico. El terrible pero atrapante Ending y su final en el que se disfraza de ¿pingüino? y deja patente lo infantil que es sólo añaden "el insulto a la injuria". Por todo lo cual queda condenada al infierno más inhóspito, si es que no la olvidamos primero. Que al verte pasar de todas las bocas salga un sonoro MEH!

#4 - Rihoko Sakurai

No le salva ni apellidarse como el macarra de Slam Dunk. Vaya por delante que no tengo nada contra la gente gorda y contra las chicas, ¡menos! Rihoko es la típica que hace de un problema muy muy relativo una cuestión de autoestima. Melafo sin dieta ni nada pero sólo si espabila un poco. Ni su voz, ni su motricidad, ni sus ocupaciones son atrayentes y acaba pagándolo caro. Su arco es un soberano sopor y al final ni siquiera pilla (anda, ¿de qué me suena eso a mí?). Claro, demasiado reto ligarse al pasivo-retarded de Junichi cuando él no colabora nada. Yo pensaba que, sobre todo cuando uno está enamorado, la serotonina lo puede todo, pero nunca hay que despreciar lo TORPE que uno puede llegar a ser. Insert coin Rihoko.

#3 - Tsukasa Ayatsuji


Este fue sin duda el arco más WTF. No sé, pero me da mucho reparo casi desde siempre el liarme con una chica con este tipo de problemas emocionales/mentales. Es verdad que nunca nos hablaron en términos contantes y sonantes sobre lo que le pasaba, pero bueno, qué más da. La delegada lo pasaba mal y a nosotros nos daba pena. ¿No? Yo creo que esta vez Junichi actúa de forma más natural, es decir, quedarse a cuadros ante tamaño asalto emocional y esa personalidad fragmentada. Eso de que lleguen a salir está un poco traído con pinzas, pero bueno, gente mucho peor tiene hijos, ¿eh? Y es que la moraleja es tan vieja como la sociedad. No te reprimas y el camino se abrirá ante ti. ¡Si sólo fuese tan fácil!

#2 - Haruka L. Morishima

Si una horda de otakus leyesen este blog, tendría que cerrar mi cuenta de correo y a algún que otro servidor de Gmail se le fundirían los circuitos. Todo, por el tremendo sacrilegio de dejar fuera del primer puesto a la adorable Morishima-senpai. Bueno, qué coño, es mi lista y yo pongo las reglas.

Haruka fue pionera en demostrarnos los desmanes de los productores de Amagami. Lo hizo abriendo la temporada como sólo una senpai buenorra de las que casi todo el mundo ha conocido sabe hacer. ¿Alguien dijo amor platónico? Bueno, el karma sonríe a Junichi, que acaba viviendo con ella. Lo que deberían de advertir es que pocas veces te sale así. Oh bueno. Por eso esto es una serie de TV con un público más que concreto.

Bueno pues eso, hasta siempre Haruka y gracias por todo el pescado, pero que sepas que todavía hay clases y te falta para llegar al nivel de Domina suprema, HA!

# 1 - Ai Nanasaki

Porque a Haruka lo del femdom no se le da nada mal. Pero vosotros sabréis que la edad también cuenta, y en todas partes hay buenas promesas. Ai es una chica que sabe lo que quiere, sabe mantener el control y llevar la manija en todo momento. Una auténtica Xavi del amor, distribuyendo el juego con gran visión. Y todo ello con unos tiernos, qué sé yo, 16 añitos, y encima deportista, para que veáis que se cuida. Sí, es posible que alcance el primer puesto sólo por hacerlo original, aunque la verdad es que según pasa el tiempo siempre me acuerdo más de Nanasaki que de ninguna otra de esta serie. Además, ese nombre ya da buen rollo, y si no leeros Video Girl, gran manga.

Es verdad que este arco tiene relleno, pero es que Ai me pone tonto! Objetivamente podemos decir que tiene el mejor final. ¿Quién no ha soñado con montárselo con una chica como esta en un estanque natural? ¡No vale mentir! Eso es hacer las cosas bien. Ni siquiera la escena de los lloros vale para empañar la actuación de esta chica. Ai Love you!

***

Y eso es todo hamijos, sin mención quedan las últimas heroínas Risa y la mismísima Miya, una porque no compite en igualdad de condiciones (aunque vaya pedrada oiga) y la otra porque hasta el bárbaro Occidente no llegan sus aventuras.

No hay comentarios: